Me gusta mi barrio

Todo en Los Porfiados respira ese ambiente de trabajo y resistencia, desde la llamativa mesa roja en la que Uri desayunó todos los días de su infancia y ahora sostiene milanesas y charlas, hasta los muebles que encontraron varados de los antiguos dueños y restauraron con esmero.

Volver arriba

«¡Hola! Ahora también abrimos al mediodía entre semana!. Con menú, carta y take away.»